lunes, 5 de septiembre de 2011

Chile herido

Chile: tierra austral políticamente larga y angosta, pero grande y amplia de corazón, que ha resistido todo tipo de golpe a lo largo de su historia. Sangre aborigen, colonizadora y mestiza derramada en este suelo, alimento de la memoria colectiva que en ella refleja mil y una batallas.

Guerras, terremotos, división social, accidentes, golpes de estado, torturas, asesinatos, desapariciones, violencia y tanta adversidad que ha sabido resistir, gentileza del diario coraje de su indómito pueblo que piensa en un futuro justo.

Una sociedad que cuesta expresar su tristeza, que cambia su discurso (mal vicio llamado coloquialmente "chaqueteo") y por ende se hace daño, que odiamos y amamos simultáneamente al prójimo. Pero solidarios, amables, pícaros, ingenuos pero también sagaces.

Elegimos esta tierra para vivir. Aqui nacimos, crecimos, reimos, lloramos, nos enamoramos, nos enojamos, dormimos. Vivimos. Y aquí estamos, esperando ser felices, unidos, maduros, grandes, esperando ese futuro. Pero no lo esperaremos sin mirarnos de frente y sin respirar el tiempo presente, porque asi sanamos este Chile. Mi Chile herido.

Published with Blogger-droid v1.7.4

viernes, 20 de mayo de 2011

Pequeños Apuntes: El nuevo 21 de mayo

Médicos y expertos en general coincidieron que las lacrimógenas eran tóxicas y hasta aborivas. Tres días después, el Gobierno echa a bordo estas tesis y reestablece su uso.

¿Nos están agarrando pa'l hueveo? Si, hace rato. Si Piñera no tiene idea qué va a decir este 21 de mayo, menos la va a tener sobre cómo de disuadir a los manifestantes.

Lo único que sé es que la jornada tendrá condimentos especiales en todo ámbito.

#esonomastedigo

jueves, 28 de abril de 2011

Televisión para todos


La máxima de la televisión es que el público tiene el poder. Y lo tiene a través del control remoto. Por lo tanto, es esencial que para la futura televisión digital, se debe velar por el interés público.

El proyecto de ley de Televisión Digital Terrestre (de ahora en adelante TDT), fue despachado hace unos días en el senado y dependerá del modelo de regulación que se apruebe la existencia de una verdadera concesión de bien público que permita un servicio libre, gratuito y de calidad para los televidentes.

La gratuidad en la transmisión de señales abiertas y concesiones limitadas que promuevan la competencia y por ende, la llegada de nuevos actores a la industria televisiva, son dos pilares fundamentales que debe tener este modelo.

Sin embargo, el libre acceso es un aspecto que se refleja con cierta aspereza en el actual proyecto. No considerarla significa pasar del actual modelo de televisión abierta, gratuita y financiada por publicidad, a un sistema de oferta diferenciada, financiada preferentemente por los usuarios receptores del servicio y transformándose en un bien privado.

Si llegamos al contexto de hacer comparaciones odiosas, la TDT sería un nuevo "tag", donde quien pueda pagar va por la autopista de la televisión de calidad, y quien no puede pagar va por la caletera de las repeticiones y la producción de baja calidad. Exclusión económica por donde se le mire.

Respecto a la concesión del espectro debe pasar por un proceso altamente competitivo de asignación, y no repetir lo que pasó en España, donde el ancho de banda de transmisión fue entregado para cada una de las principales cadenas de televisión ibéricas, sin concursos ni sorteos.

Una TDT con todos estos razgos respeta absolutamente las garantías constitucionales como la libertad de expresión y desarrollo económico, y además no sólo gana la industria, gana principalmente el ciudadano con una televisión totalmente gratuita, diversa y de calidad.

Prudencia Diplomática

Hace dos semanas, un grupo de ex cancilleres de la Concertación, solicitaron una reunión con el actual titular de RR.HH., a fin de plantearle (y según trascendió en la prensa), algunos reparos sobre cómo el Gobierno ha manejado las relaciones diplomáticas con Bolivia.

Esto tras la decisión del presidente Evo Morales, de llevar la histórica demanda de acceso soberano al mar a la Corte Internacional de Justicia de La Haya. Producto de esta determinación, Chile eligió dejar en suspenso el proceso de diálogo en curso con el país altiplánico.

Sin embargo, varios ex jefes de la diplomacia nacional discrepan de las políticas de la actual administración. Todo indica que es una señal que difícilmente puede ser funcional a los intereses de Chile. En un mundo en que otras latitudes han optado por cuestionar tratados limítrofes vigentes, cobra más importancia que nunca la práctica histórica de "hablar con una sola voz" en materias diplomáticas.

Pero dichas críticas no deben por cierto, coartar la libertad de opinión. No obstante, la reserva y la discreción (inspiradas en la prudencia), son fundamentales.

jueves, 21 de abril de 2011

Jaque Matte

El gobierno de Sebastián Piñera se ha caracterizado por combinar una inconmensurable perspectiva económica y una relación privilegiada con el sector privado. Pero desde el primer día enfrentó problemas internos que le impidieron un mejor despegue. El rescate de los 33 mineros de Atacama se transformó en el veranito de San Juan en medio de un lento ciclo de adaptación y una cadena de conflictos políticos que ya han costado tres bulliciosas salidas en los ministerios de Defensa, Vivienda y la Intendencia del Biobío.

La pregunta es: ¿Cuál es el problema? El primero tiene que ver con las relaciones políticas dentro de la Derecha. El Presidente privilegió en su gabinete ministerial las cualidades técnicas y la cercanía personal de los elegidos. Con esto queda claro que desde su propio sector afirmaron que este era el gobierno de "Piñera" y no de la Coalición. Pero a la decisión presidencial se agregó una histórica desconfianza entre la UDI y RN que se tradujo en un juego de suma cero: lo que pierde la UDI, lo gana RN, y viceversa.

El segundo tópico guarda relación con la gestión del Estado. Se ha insistido hasta el cansancio en la falta de experiencia de las nuevas autoridades en la administración estatal. El argumento, aunque plausible, no justifica los errores cometidos hasta la fecha. Si bien se trata de una elite política que no fue parte del Poder Ejecutivo por 20 años, tampoco han estado ajenos del funcionamiento de la administración pública.

El problema que gatilla el caso Kodama es otro: las dificultades de establecer un sistema de toma de decisiones a nivel central con altas capacidades de gestión y control (lo que se ha denominado la Alta Gerencia Pública). Esto se hace más dramático en un sistema político de alternancia en el poder cada cuatro años y donde la derrota de una coalición implica muchas veces reinventar la rueda.

De esta manera y al no existir una máquina estatal debidamente aceitada que encienda luces de alerta ante decisiones trascendentes, el peso de ellas se inclina siempre hacia la autoridad política principal. Es decir, mientras más precario es el sistema de toma de decisiones, mayor es la responsabilidad que recae en las manos de un ministro o ministra.

Las declaraciones de la ex asesora del Ministerio de Vivienda Carolina Arrau son ilustrativas a este respecto. El fiscal Morales le preguntó por qué estaba su firma en el polémico decreto de autorización del pago a Kodama si su función era la de asesora legislativa. Ella respondió que la persona que debía hacerlo ese día no se hallaba en el ministerio. Precisamente, cuando los procedimientos son débiles se producen estas situaciones. Construir un Estado en forma implica reducir al mínimo posible la discrecionalidad humana y aquello parece que no estaba sucediendo.

Ahora bien, para el gobierno se plantea otro dilema: ¿Cómo reaccionará frente al próximo "condoro" de alguna autoridad política de su sector? El precedente establecido es mediante la renuncia para evitar el jaque mate opositor. Sin duda, una fuerte presión para los ministros que ojalá, para la próxima ocasión, firmarán decretos respaldados por funcionarios que se encuentran en sus oficinas.